Dr. José Manuel González Campa

AUTOR

 

¡Felicidades, Dr. Campa!

El pasado mes de febrero, con motivo de su 80 aniversario, algunos hermanos de Madrid y la “Comunidad Cristiana de Oviedo” a la que pertenece, organizaron una comida fraternal como reconocimiento a toda una vida dedicada a la difusión del evangelio. Se trataba de darle una pequeña sorpresa “familiar” dentro del ámbito de su comunidad. José Manuel y su esposa Sara, disfrutaron de una comida celebrada en Oviedo y de una sobremesa en la que se proyectó un video que resumía su vida al servicio del Señor Jesucristo. También se entregaron algunos detalles y, como broche final, pudieron disfrutar de “La Saeta” cantada, el poema de Antonio Machado, uno de los escritores preferidos del homenajeado.

Aquellos que fuimos testigo de este reconocimiento, podemos asegurar por encima de todo, ese día se respiró amor; amor fraternal. Nunca vimos a José Manuel tan emocionado. Prueba de ello es que apenas pudo hablar. Sólo dar las gracias y transmitir su amor por aquellos que quisieron estar junto a él en un momento de la vida de una persona en la que es inevitable echar la vista atrás:

     Allá por el año 1958, un joven de 21 años desembarcaba en la ciudad de Valladolid para cursar la carrera de Medicina. Llevaba escrita la dirección de una familia cristiana evangélica que le hospedaría durante los primeros cursos y le regalaría un Nuevo Testamento. El joven, que toda su vida había buscado a Dios, empieza a estudiar con avidez y profundidad las Escrituras, característica principal que presidirá su servicio al Señor, lo que le permite “destripar” cada palabra, descubriendo a quien le escucha la grandeza de la Biblia.

    En la iglesia de Valladolid entra en contacto con creyentes de todas partes de España y comienza a visitar -durante los veranos- algunas congregaciones como la de Gijón, impulsando la formación de iglesias domésticas en Mieres (Asturias), Villalpando (Zamora) e incluso en su propio hogar, en Oviedo. En el año 65 termina la carrera en Santiago de Compostela, donde colabora con las iglesias de Galicia y después, como predicador y conferenciante, en otros lugares de España (Cataluña, Madrid, Valencia, Extremadura, Andalucía) y de fuera de nuestras fronteras (Portugal, Suiza, Alemania y recientemente Cuba). En Asturias estuvo integrado con su familia en la iglesia de Gijón, después en Avilés y finalmente en su casa, donde retomaría la primigenia iglesia formada en su hogar, que no paró de crecer, y de la que años más tarde nació la Comunidad Cristiana de Estudios Bíblicos de Oviedo, ubicada primero en la calle Canóniga, trasladándose después a su dirección actual en la calle Lorenzo Abruñedo.

Uno de sus legados más valiosos es sin duda todo el material grabado de sus estudios bíblicos y conferencias, en parte recopilado en esta página web www.josemanuelgonzalezcampa.es, que es seguida por cientos de personas en todo el mundo. Ha publicado además cuatro libros: Comentario exegético y hermenéutico al libro de Efesios, Economía de la muerte, El Sentido de la Vida y El Comunismo bíblico, así como numerosos artículos en revistas, destacando, entre otras, su colaboración durante muchos años en Restauración. También ha intervenido en medios de comunicación (radio, TV y prensa). Un ministerio fiel, que desde sus comienzos cuenta con la participación activa de su esposa Sara, quien ha sabido sobrellevar con él la responsabilidad y carga que conlleva.

Toda una vida –con aciertos y errores– al servicio de Dios, no sólo como teólogo, maestro, predicador y pastor, sino también poniendo al servicio de los hermanos su profesión. Y ésta es otra de las características propias de José Manuel, su capacidad para servir a Jesucristo sin renunciar a su carrera de médico psiquiatra, lo que le ha permitido mantenerse por sus propios medios sin ser carga económica para ninguna iglesia, con la firme convicción de que el servicio a su Señor Jesucristo debe realizarse desde la humildad y la generosidad, siempre de una manera altruista.

------

“Me siento cristiano a secas, sin apellidos. Con el tiempo he llegado a pensar qué si el cristianismo no hubiese fallado históricamente, hubiesen sido innecesarios muchos “ismos” posteriores. Es un cierto cristianismo el lugar donde me siento profundamente de izquierdas y que me lleva a implicarme en la mejora de las cosas” José Manuel González Campa

ANIVERSARIO | DR. GONZÁLEZ CAMPA